logo principal

M. Rull: Mi pasión por el arte lo sobrepasó todo, entonces descubrí lo que realmente me hacía feliz


Información | 30-06-2016

Marina Rull Valdivieso: “Mi pasión por el arte lo sobrepasó todo, entonces descubrí lo que realmente me hacía feliz”

 

 

“Felicidad, sueños y crecimiento”, así es como describe la Barcelonesa Marina Rull Valdivieso, tenista I-Con Sports, su paso por Estados Unidos como estudiante-deportista de Tarleton State University (Texas) y Wagner College (Nueva York).

 

Marina acabó el Bachillerato en 2012 y, al igual que muchos otros tenistas españoles, consiguió una beca deportiva universitaria y decidió emprender una nueva y emocionante aventura en Estados Unidos. Quería conocer mundo, estudiar en un país pionero en educación y competir al máximo nivel en el deporte de su vida, el tenis. Este sueño solo podía vivirlo en USA.

 

“Todo era muy nuevo, pero llegué con ganas de conocer a todo el mundo y la cultura americana. Estaba abierta a la aventura que me esperaba. Aunque los primeros meses fueron complicados a causa de la barrera del inglés, no estaba asustada. Está claro que separarme de mi ciudad, mis amigos y mi familia a los 18 años no fue fácil, pero tenía algo dentro que me decía que tenía que viajar y ampliar mis horizontes.”

 

Marina tuvo la suerte de coincidir en el equipo con dos chicas españolas y una mejicana. Las tres compañeras estuvieron pendientes de ella desde el primer momento y la ayudaron mucho con sus clases, de manera que se adaptó a la vida universitaria americana muy rápidamente.

 

“Lo bueno de formar parte de un equipo es que desde el primer día entras en una familia, así que no te sientes sola. He estado en dos universidades completamente diferentes pero en cada una he recibido un trato increíble. La primera fue una universidad de División II, en Texas, y la segunda de División I, en New York City. ”

 

En Estados Unidos, el deporte se vive de manera muy intensa y vestir los colores de una universidad es un privilegio, un honor y a la vez una gran responsabilidad. Los estudiantes-deportistas se convierten en iconos de sus universidades y las representan a nivel nacional e internacional. Grupos de estudiantes, jugadores de otros deportes, familiares y fans acuden a los partidos haciendo los enfrentamientos especialmente emocionantes.

 

“Como deportista, el trato que recibes es extraordinario... es todo muy profesional. Te hacen sentir que eres especial, que eres importante. La intensidad en cuanto a nivel deportivo es muy alta y hay mucha competitividad.”

 

Paralelamente a la competición, Marina estudió Theater Studies (Estudios Teatrales). Cursó los dos primeros años en Tarleton State University (Texas) y luego se transfirió a Wagner College (Nueva York). Según Princeton Review, Wagner ofrece una de las mejores formaciones en teatro de Estados Unidos y Marina creyó que ya que se iba a arriesgar a estudiar algo que podía no darle una estabilidad económica después de la universidad, esta era la mejor opción.

 

“Mis padres querían que estudiara una ingeniería porque adoro la física. Pero mi pasión por el arte lo sobrepasó todo, entonces descubrí lo que realmente me hacía feliz. Cambiar de universidad fue una de las mejores decisiones de mi vida. He ido a ‘opening nights’ en Broadway, he conocido actores y actrices famosos como Michele Pawk y Alex Boniello, directores, productores… He podido asistir a eventos que nunca me habría imaginado que podría ir y he conocido a gente con historias increíbles. Salgo de la universidad con muchísimos contactos en el ámbito laboral y con amigos de todas las partes del mundo.”

 

Marina se graduó en Mayo de 2016 y en Agosto de 2016 va a empezar un máster en TV and Film Production en Sacred Heart University (Fairfield, Connecticut) mientras trabaja como Residence Hall Director (Directora de una residencia de estudiantes). En un futuro, le gustaría dirigir, producir y actuar en TV y cine.

 

“La graduación fue una experiencia única y a la vez un momento agridulce. El final de una etapa es, en definitiva, un adiós. Cuando tiré el birrete al aire supe que a partir de ese momento todo iba a cambiar, pero me quedo con toda la gente que he conocido y con todas las aventuras inesperadas que he vivido. Todo ha valido la pena.. ha sido un sueño. Y a partir de ahora, ya se verá… ¡más aventuras!”

 

 Te han surgido preguntas o tienes dudas tras leer este artículo de I-Con Sports? Ponte en contacto con nosotros enviando un email a: gemma@i-consports.com



Compartir noticia: